Bolo podre

Receta de bolo podre

Mi abuela materna tenía un libro de recetas en el que como tantas y tantas madres y abuelas, iba anotando aquellas que merecía la pena guardar para repetir. Una de las cosas que más me gustan de esos recetarios caseros, es leerlos. Te das cuenta de que sin duda era otra época: las medidas, las cantidades, no eran como ahora, y la manera de describir los procesos es de lo más peculiar. Si a día de hoy intentara seguir al pie de la letra muchas de esas recetas, creo que ninguna me saldría como a ella.

Hoy os traigo una receta de ese libro. Un bizcocho clásico portugués, el llamado “Bolo Podre”, que he ajustado a mis necesidades ya que no me veía preparando una receta que lleva 10 huevos y medio kilo de miel.

Este bizcocho, típico del Alentejo portugués, se traduce como “bollo o bizcocho podrido”, no está claro el por qué. Hay quienes dicen que por el color, por el tiempo que se lleva en el horno o porque conforme pasan los días, está más rico, es decir, es un bizcocho que aguanta muy bien el paso del tiempo (sin pasarse, claro está). Algunos remontan su origen a las monjas Carmelitas del Convento de N.ª Sr.ª de la Esperanza, fundado en 1541, y mucho después, en el Convento de Santa Clara, también hay registros de fabricación de este dulce, allá por el año 1825.

Y como nosotros estamos en 2017, y los tiempos son otros en todos los sentidos, toca adaptar la receta. En este caso a un maravilloso molde Bundt, mi primer molde de estas características regalo de cumpleaños de mi costi bloguera Natalia. El resultado ha sido tan spectacular que os aviso, puede que una gran mayoría de mis bizcochos los veáis desde ahora en el formato de este molde mini, perfecto para el desayuno de una sola persona durante toda una semana, como es mi caso.

Vamos a prepararlo.

Bolo podre

Bolo Podre

Ingredientes

  • 2 huevos M

  • 150 gramos de harina de todo uso

  • 100 gramos de miel

  • 125 gramos de azúcar (yo utilicé panela

  • 75 ml de aceite de oliva virgen extra

  • ½ cucharadita (tsp) de canela

  • ½ cucharadita (tsp) de levadura Royal

  • ¼ cucharadita (tsp) de matalahuga

Bolo podre

Elaboración

  1. Batimos los huevos y el azúcar hasta doblar su volumen.

  2. Incorporamos la miel poco a poco y a continuación el aceite, todo ello sin dejar de batir.

  3. Añadimos el harina, la canela, matalahuga y la levadura y mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea.

  4. Horneamos en el molde de nuestra elección en horno precalentado a 180ºC durante unos 50-60 minutos, según cada horno.

  5. Desmoldamos (al ser un Bundt y siguiendo los consejos de mi costi bloguera lo dejé reposar en el molde 10 minutos antes de desmoldar, algo que no es necesario hacer si utilizáis cualquier otro molde) y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

En un recipiente hermético dura fácilmente una semana. Comprobado. En mi caso, he tenido bolo podre para desayunar seis días seguidos. Y es cierto, gana con el paso del tiempo.

Tenemos una cita salada el próximo sábado. Estáis avisados.

Gloria.

spacer

6 comments on “Receta de bolo podre

  1. santaklaus

    Ja, ja…10 huevos y medio kilo de miel… ya me lo imagino, un bizcocho de dos kilos 😀

  2. Manuel de Andrade-Álvarez

    Excelente. Una receta genial y que merece la pena probar a hacer en casa. Eso si, como todo y, tal y como indicáis en el listado de ingredientes, el aceite tiene que ser de la mejor calidad posible.

  3. Maria

    ¡Hola! El bizcocho tiene una pinta buenísima. Lo haré. Cuando hablas de matalahuga ¿te refieres a matalahúva (anís)?

    1. Ytreats
      Ytreats

      Hola María, en efecto, es anís. He utilizado el término que figura en el recetario de mi abuela. Imaginaba que todo el mundo lo relacionaría con matalahúva.
      Un saludo.

  4. Maria

    Si, imaginé que estaría así escrito. Gracias

  5. Pilar Cabello

    Hola Gloria, qué linda historia la del cuaderno de recetas de tu abuela… ojalá, yo hubiera podido conocer a las mías o tuviera algún legado de recetas de ese tiipo… Es verdad, las recetas antiguamente se explicaban de otra forma… ahora con el afán de abreviar y, con el deseo de cercanía e inmediatez que le ponemos a todo…aún también al lenguaje, tendemos a explicar las recetas lo usando el mínimo indispensable de palabras y con frases cortas; así que no sé si las mujeres de aquella época estarían acostumbradas a iinterpretarlas como nos pasa ahora a nosotras con las suyas…

    El bolo podre me a encantado, adoro los bizcochos y mas con miel.. yo también tengo un molde de bundt que me compré en Navidad y solo he usado una vez… creo que ya va siendo hora de desempolvarlo y darle otra vez uso… Besos guapa!!

Leave a reply