Crema fría de remolacha

Reconozco que el ingrediente estrella de la receta de hoy nunca me llamó mucho la atención. De hecho apenas lo utilizaba hasta que Dinamarca entró en mi vida. Allí uno de los almuerzos típicos consiste en una rebanada de pan de centeno con una buena capa (aquí los vikingos no se cortan) de pate de higado de cerdo a ser posible recién hecho, templado, cubierto con pepinillos y remolacha agridulce. Digamos que aunque soy más de almuerzos a base de arenques (otra variedad de la que os hablaré algún día), esta remolacha hizo que fuera un ingrediente a retomar en mi dieta habitual.

Pese a ser una hortaliza que no suele estar presente en nuestros platos, la beta vulgaris (que así se llama en latín y de vulgar no tiene nada) nos ofrece multitud de posibilidades, algunas de las cuales os iré enseñando en el blog. Leyendo acerca de ella hay curiosidades como que las antiguas civilizaciones sólo consumían sus hojas, y que la raíz se utilizaba como medicamento para combatir los dolores de muelas y de cabeza. En cuanto a sus propiedades, una de cal y otra de arena, nos proporciona bastante fibra, pero es de las hortalizas con más azúcar, de hecho, durante una época se dejó de utilizar en la mesa para dedicarla a la obtención de azúcar de mesa y a la obtención de alcohol. A día de hoy además de su uso en cocina, de ella se obtiene también un colorante, el denominado “rojo remolacha”

Y nada mejor para disfrutar de ese color tan peculiar que la receta de hoy, una crema de remolacha llena de propiedades y de las que nos llevan a repetir plato. Vamos a por la receta:

INT2

Ingredientes

  • 300 gramos de remolacha cocida

  • 2 yogures naturales

  • Eneldo al gusto

  • 4 cucharadas de zumo de limon

  • ½ cucharadita de sal

INT1

Elaboración

  1. En una batidora de vaso o en nuestro robot de cocina picamos la remolacha en trocitos, añadimos el resto de ingredientes y trituramos hasta obtener la textura que más nos guste.

  2. Servimos muy fría y adornamos con eneldo fresco o con nata doble o crème fraiche.

Os espero por aquí la semana que viene.

Yt.

8 Replies to “Crema fría de remolacha”

  1. A mi me encanta la remolacha, cocida o cruda, está buenísima!!!!
    Y digo yo… ¿qué es lo que no me gusta? 😀

    Pineado queda.

    Besos

  2. Hola Gloria!!
    Precioso color y espectacular receta, sencilla pero llena de buenos y sanos ingredientes. Me ha encantado y las fotos muy lindas! Besos y hasta la semana que viene, guapa!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *