Scones de naranja y arándanos

Dos semanas sin publicar. Dos semanas que han volado. Dos semanas en las que mi tiempo ha estado centrado en mil y una cuestiones diferentes al blog, las recetas y las fotos. Quince días de actividad intensa. Y lo siento por vosotros, pero aquí estoy de nuevo.

¿No tenéis recetas o platos que siempre que los preparáis os recuerdan a alguien? Es el caso de lo que os traigo hoy. Scones. Siempre que leo, escucho, o pronuncio esta palabra hay una persona que me viene a la cabeza, mi amiga Natalia. Sin duda una de las escasísimas personas con las que me iría con los ojos cerrados de gastro ruta a cualquier parte del país, del mundo o galaxia. Natalia es de las mías. Todo le gusta, todo lo disfruta y como yo, se vuelve loca con los scones, esos panecillos cuyo origen algunos dicen que está en la palabra holandesa ‘schoonbrot’, que significa pan limpio (gracias Aisha), mientras que otros aseguran que proviene de la Piedra del Destino (The Stone of Scone o The Stone of Destiny), aquella donde los reyes de Escocia eran coronados. Según otras fuentes, los scones nacieron a principios del siglo dieciséis en Escocia.

Sea cual sea su origen, lo que nos importa a Natalia y a mí es que estos panecillos dulces o salados, que admiten tantísimas variaciones y que son tan sencillos de elaborar, hay que compartirlos con vosotros cada vez que se hagan. Vamos a ello.

INT

Scones de arándanos y naranja

Ingredientes

  • 220 gramos de harina de todo uso

  • 1 cucharada de levadura Royal

  • 50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

  • 25 gramos de azúcar blanquilla

  • 30 gramos de arándanos secos

  • 100 ml de leche a temperatura ambiente, no fría

  • Una pizca de sal

  • Un huevo M

  • Ralladura de una naranja

Elaboración

  1. En el bol de nuestro robot mezclar la harina con la levadura y la sal

  2. Añadir la mantequilla, el azúcar, los arándanos, la ralladura, el huevo y la leche y mezclar bien (no amasar) con el accesorio de pala o con una espátula o bien con las manos si no tenemos un robot o no queremos utilizarlo. Esta es una de esas recetas que se preparan en pocos minutos de manera totalmente “artesanal”, sin necesidad de máquinas.

  3. Cuando todos los ingredientes estén integrados, hacemos una bola con la masa y la aplastamos sobre una superficie ligeramente enharinada hasta darle unos 2,5 cms de altura.

  4. Cortamos nuestros scones con un cortador de galletas redondo, o con un vaso o cualquier otra “herramienta” con forma redondeada que tengamos a mano, siempre y cuando su diámetro no sea muy grande.

  5. Con el horno precalentado a 200ºC colocamos los panecillos en la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado o con un silpat y los horneamos unos 20 minutos hasta que estén doraditos, comprobando con una brocheta que estén hechos por dentro.

  6. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

  7. Como siempre, están deliciosos con mantequilla, mermelada, o si encontráis clotted cream ya no os tengo que decir nada más.

Probadlos y me contáis.

Yt

18 Replies to “Scones de naranja y arándanos”

  1. Y yo aun sin desayunar, mujer… Como me haces esto…. Me encantan los scones, pero es que esta combinación naranja-arándanos es inmejorable. ?????

  2. A mí los scones me recuerdan a la temporada que estuve de au-pair en Escocia. Me los hicieron caseros… qué ricos!!!
    Por cierto, schoonbrot significa pan limpio 😉
    besos guapa

    1. Nada como tener a gente que controla “el lingo” para hablar y escribir con corrección. Mil gracias. Modificado queda! Un beso grande!

  3. Vamos a probar esa receta tan original como sabrosa, buena , buena , pinta tiene, a por
    ella, …..
    Muchas gracias por compartir

    1. ¡Pruébalos Eugenio! En las próximas semanas habrá más recetas de scones. Me encantan y son súper “agradecidos”. Buen domingo.

  4. Qué fotos más sugerentes Gloria! Dan ganas de sententarte y espera a que nos pongas por delante unos ricos scones aún calientes y con su mantequilla y mermeladas correspondientes… Mmmm… qué ricos. Yo adoro los scones y no conocía el origen de su nombre así que me ha gustado saber algo más sobre ellos, pues es interesante saber de dónde viene tal receta o tal otra… Tus scones de hoy me han gustado mucho y me encantaría poder hacerlos! Un beso guapa y bienvenida de nuevo, te hemos echado de menos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *