Magdalenas de nata y limón

Magdalenas de nata y limón

Con un nuevo horno hay que hacer pruebas, y las magdalenas de hoy son el resultado de la primera prueba de horneado que he hecho. Acostumbrada como estaba a mi horno de los últimos once años, al que casi sólo tenía que hablarle para que entendiera como quería absolutamente el punto de todo, con este nuevo el tema no funciona igual, obviamente, y aún tiene que pasar un tiempo hasta que nos conozcamos bien y le deje “libertad de movimientos”.

La prueba de hoy la hice con una receta muy sencilla que vi en el blog de la web de María Lunarillos, unas magdalenas de nata y limón, un clásico cuyo resultado me ha gustado mucho, es de esas recetas que sabes que son éxito porque sabes que no pueden salir mal.

Magdalenas de nata y limón

Magdalenas de nata y limón

Ingredientes

  • 175 gr. de harina de todo uso
  • 125 gr. de azúcar
  • 125 gr. de aceite de girasol
  • 50 gr. de nata líquida para montar
  • 1/2 sobre de levadura Royal (8 gr.)
  • 125 gr. de huevos (depende del tamaño, entre 2 y 3)
  • La ralladura de 1 limón

Magdalenas de nata y limón

Elaboración

  1. Batimos con varillas eléctricas los huevos y el azúcar hasta que blanqueen, (unos 7 minutos).
  2. Añadimos la ralladura de limón y seguimos batiendo otros 6 minutos.
  3. A continuación agregamos la nata y el aceite de girasol, y batimos otros 3 minutos bajando un poco la velocidad.
  4. Incorporamos la harina y la levadura y batimos durante unos segundos, el tiempo justo para que se integre bien, nada más.
  5. Dejamos reposar la masa 10 minutos.
  6. Precalentamos el horno a 230º. Mientras se calienta, vertemos la masa en moldes de papel para magdalenas hasta llenar 3/4 partes, y metemos estos moldes en los huecos de una bandeja de metal para magdalenas. Se espolvorea la superficie de las magdalenas generosamente con azúcar (yo lo hice sólo con algunas porque nunca me ha gustado la sensación de masticar azúcar).
  7. Una vez caliente el horno (las magdalenas ya habrán reposado otros 10 minutos), se baja la temperatura a 210º y se hornean hasta que se doren y queden hechas por dentro. El tiempo de horneado dependerá de cada horno, en el mío estuvieron 12 minutos y aunque algunos bordes quedaron más tostados, el interior estaba perfecto.

Gloria.