Humus de pimiento y feta

Si pensábais que porque la semana pasada publiqué dos recetas de magdalenas iba a volver a mi antiguo yo, ese que publicaba sólo y exclusivamente recetas dulces estáis en un gran error. FAIL. El mundo del dulce hace ya tiempo que pasó a un segundo plano en este blog, básicamente porque me atrae más publicar otro tipo de recetas que cocino en casa, sencillas, rápidas de hacer y que sé que a mas de una os han sacado de un “aprieto festivo”.

Pese a ello es curioso que la gente me siga diciendo que no debo probar nada de lo que cocino, identificando el blog con cosas dulces y mirándome porque redondita, lo que se dice redondita de estar comiendo bizcochos, no es que esté. Pues bien, la respuesta es sencilla y siempre la misma: todo lo que veis en este blog, se come. Todo. Dulce o salado, si bien es cierto que cuando se trata de magdalenas no hago más de seis unidades, que los moldes de mis bizcochos son de 18 cm. de diámetro y que si algo me caracteriza es tener una fuerte capacidad de autocontrol. Si no fuera así, este blog sería más bien algo así como: “Mi vida como bizcocho andante/My life as a walking cake”.

Pero como no es el caso, vamos con la receta de hoy, una de esas que untamos en panecillos crujientes o en pan tostado, que está para chuparse los dedos, que se prepara en un abrir y cerrar de ojos y que para colmo tiene un color precioso, lo que la hace irresistible.

Hummus pimiento y feta1

Humus de pimientos asados y queso feta

Ingredientes

  • Un bote de garbanzos cocidos

  • 1 pimiento mediano asado, pelado, sin pipas y troceado

  • 100 gramos de queso feta

  • 2 dientes de ajo pelados

  • 2 cucharadas de tahini

  • 2 cucharadas de zumo de limón

  • 1 cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra

  • 1 cucharadita de comino molido

  • ¼ cucharadita de pimentón de la Vera dulce

  • Una pizca de sal

Hummus pimiento y feta2

Elaboración

  1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso de nuestra batidora de mano y trituramos, añadiendo un par de cucharadas de agua hasta obtener la textura que más nos guste.

Si esto no es una receta fácil, nada lo es, y además es DELICIOSA. Aguanta en un tupper hermético en la nevera una semana perfectamente. Y os aviso: es adictiva.

Nos vemos el lunes y el viernes en 2 Bread Slices. Buen fin de semana.

Gloria.

6 Replies to “Humus de pimiento y feta”

  1. ¡Qué rico! Y ahora que empieza la temporada de comidas rápidas, aperitivos y demás esta receta me viene de lujo.
    (espero que estés ya con un pie en la calle)
    Besos!

    1. No sé si responder a tu comentario o esperar a que termines los fastos de ese cumpleaños gipsy que te has montado este año… No quiero imaginar el del año que viene ;)… voy ahorrando 😛

  2. Mmmmmmmmm! Exquisito.
    La frase de “¿te comes todo lo que haces?” me la hacen a mí dia sí, día también. En mi caso tengo en casa 4 “tragaldabas” a los que enseñé muy bien y se comen todo, todito lo que hago, y encima me evalúan y exigen 😉
    Besos

  3. Justo hace unos días estuve a punto de meterme en una discusión de esas que sabes que son inútiles a costa de este tema. Fue en un foro de aficionados a la gastronomía donde se comparten recetas y venían a decir, más o menos, que las recetas de los blogs no se pueden comer. Que se dedican a hacer platos preciosos que someten a sesiones fotográficas inagotables pero que nunca se comen por lo que no se ha testado si los platos son “comibles” o no. Me reí, me callé y seguí con mis cosas.
    Ese hummus tiene que estar delicioso, por cierto 😉

    1. ¡Hola Mariola! ¿Dónde están los de ese foro que me los coma? ;). Mi opinión: cada vez hay mas blogs cuyos autores son verdaderos artistas de la fotografía culinaria, expertos en crear auténticos bodegones para ilustrar todo aquello que cocinan. Sin querer quitarles mérito, a mí ese tipo de fotografía no me convence. No lo hace porque en realidad lo que menos veo es la receta, el plato. Te fijas en todo lo que le rodea, en la luz de la foto, en los colores, la composición… El plato, al menos para mí en este tipo de fotografías, es secundario. Y luego estamos el personal que hacemos fotos de “andar por casa”, los que cogemos nuestra réflex y los cuatro platos de Zara Home y los paños de Ikea y “tiramos p’alante” sin pudor alguno porque no tenemos vergüenza 😉 y porque creemos que lo más importante de la foto es lo que se ha hecho para tomar. Pero en ambos casos, creo firmemente que cocinar tanto un “asado de cerdo a la pitiflís con salsa pertufensk y guarnición de sagüapilchis salteados al aroma de madera traída de los bosques de Camboya centro”, como un humus como el que he publicado esta semana, y no comer lo que se prepara sería algo totalmente ilógico, más aún en los tiempos que corren, donde hay tantísima gente necesitada. Si quien prepara el “asado pitiflís” no ha testado su receta y en realidad solo es un asado de toda la vida que nos venden como algo exótico, allá él o ella. En mi caso, como digo en la entrada de este sábado, todo lo que veis en el blog se come y es más, antes de publicarlo, lo he hecho (y por tanto tomado) al menos un par de veces. Un beso y gracias por pasarte y comentar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *