Couscous de tomate con aguacate

30 de abril, y por aquí el verano amenaza peligrosamente. Dicen que este fin de semana alcanzaremos los treinta grados, y ya sabéis que esa es mi temperatura tope. Todo lo que pase de los treinta me pone de mal humor, me agobia. No me gusta el calor extremo que tenemos en esta zona del país y si hemos tenido un invierno inexistente, miedo me da pensar cómo puede ser el verano.

No me importaría el calor si hubiera playa, pero como no es así, ni puedo estar de junio a septiembre en ella, no me queda otra que protestar y despotricar de las altas temperaturas cuando vienen para quedarse. Es lo que hay.

En el lado positivo, una de las cosas que más me gusta de esta época es que las fruterías ya empiezan a llenarse de colores de temporada. La variedad de fruta y verdura que empezamos a disfrutar ahora y hasta final del verano es una maravilla para quienes nos gusta “comer con colores”.

Y precisamente la receta de hoy tiene dos bien destacados: el rojo del tomate y el verde del aguacate. Sí, del aguacate. Otra vez. Y os aviso que os esperan muchas más. Un día sin aguacate es un día perdido, de manera que no me pongáis esas caras y vamos con la receta que hay que salir a la calle antes de que lleguen los treinta.

Cuscús tomate y aguacate1

Couscous de tomate con aguacate

Ingredientes

  • 150 gramos de couscous

  • 240 ml de caldo de verdura

  • 30 gramos de cebolla morada muy picadita

  • 2 cucharadas (tbsp) de zumo de limón

  • 2 cucharadas (tbsp) de tomate concentrado

  • 40 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra

  • Perejil

  • Sal y pimienta

  • Medio aguacate

Elaboración

  1. Ponemos el caldo a hervir y el couscous en un bol de cristal.

  2. Cuando hierva, lo echamos sobre el couscous, removemos con un tenedor, tapamos con una tapadera y lo dejamos reposar unos 10-15 minutos hasta que se absorba todo el caldo.

  3. Cuando esté listo, lo removemos de nuevo con un tenedor para darle aire y que no esté apelmazado.

  4. En una sartén calentamos el aceite y añadimos el tomate concentrado. Removemos bien, dejando que se fría el tomate un par de minutos y a continuación añadimos la cebolla bien picada. Damos un par de vueltas y retiramos del calor.

  5. Dejamos que ese sofrito de tomate y cebolla se temple unos cinco minutos, después añadimos el couscous y lo salpimentamos al gusto, removiendo bien para que todo coja un buen color rojo.

  6. Añadimos el zumo de limón y un poco de perejil muy picadito.

  7. Servimos templado o frío en cuencos individuales con medio aguacate.

Es un plato que al poder tomarse frío se puede preparar con antelación y tenerlo listo para la comida o la cena solo a falta de ponerle el aguacate antes de servir.

Buen fin de semana y nos vemos el lunes con el sandwich que os proponga Natalia en 2 Bread Slices – El blog del sandwich.

Gloria.

7 Replies to “Couscous de tomate con aguacate”

  1. Ay Gloria, como te entiendo!! A mi me pone de mal humor y mecquita las fuerzas 🙁
    Seguro que con ese couscous conseguimos sobrellevaelo mejor porque tiene una pinta estupenda. Me encanta el couscous pero no lo había probado de esta manera, lo probaré porque me parece fácil y delicioso.
    Gracias y un abrazo, Mariola

    1. Hola Mariola! Además con las temperaturas que tú también tienes que soportar en Sevilla! Un horror! Así que a combatirlas con recetas fresquitas y sobre todo, sencillas. Buen puente!

  2. Uy, Gloria, pues no sabes el frío que hace hoy en Barcelona. Amaneció lloviendo y hemos tenido que volver a sacar el abrigo. A mí tampoco me gusta este calor tan pegajoso que hace por aquí, debido a la humedad. Prefiero el calor seco del sur…
    Tu propuesta de hoy me ha fascinado, fácil y muy apetitoso. Lo tengo que probar, un beso guapa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *