Ensalada de pepino

Me gusta el frío, soy persona que disfruta en otoño y en invierno. El calor siempre lo he llevado mal. Me encanta abrigarme, llevar bufanda de lana, gorro, guantes. Digamos que durante estos meses disfruto de lo lindo de la temperatura, si bien es cierto que en Badajoz nunca tenemos inviernos realmente crudos. Y curiosamente, y en el plano culinario jamás hago comidas “de invierno”. No hago guisos. Jamás los he hecho. Al vikingo no le llaman la atención, (con sus Baked Beans de Heinz como buen guiri, no necesita más) y sinceramente, paso de preparar un cocido para una persona, si es que hay receta para ello ;). Así que prefiero recibir esas llamadas de mi madre (que tan bien prepara esos guisos tradicionales de legumbres, carne etc.) para decir que los tengo a mi disposición en “formato tupper”. Los disfruto enormemente, porque son sus recetas, esas que he tomado toda mi vida y que sabes que por mucho que intentes hacerlas jamás te saldrán como a ella.

De manera que como no hago comidas propias de la temporada “otoño-invierno”, hago muchas otras cosas durante estos meses que parecen más propias del verano. Como las ensaladas, nos encantan, y esta que os traigo hoy es sencilla a más no poder y con la peculiaridad de que no hay que liarse con ningún tipo de masa. Los cuenquitos están hechos con masa de empanadilla al horno, algo que desde que descubrí lo rica que queda utilizo mucho, con varios moldes que tengo.  Quedan estupendos, crujientes, sin grasa, aguantan un par de días en un recipiente al vacío y las posibilidades de relleno son infinitas, desde ensaladilla rusa, a salsa boloñesa. Imaginación al poder.

cucumber2lowEnsalada de pepino

Ingredientes:

  • Obleas para empanadillas (yo uso la marca “La Cocinera”)
  • Pepino
  • Creme fraiche President (Nata Fresca si es “Hacendado”)
  • Zumo de limón
  • Eneldo
  • Sal

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Untamos con mantequilla las cavidades de una bandeja de muffins, flaneras u otro molde de nuestra elección, en el número que vayamos a preparar.
  3. Cogemos las obleas de empanadillas y las colocamos en los moldes, dándoles la forma de cuenco.
  4. Horneamos hasta que las veamos doradas (unos 8-10 minutos según cada horno).
  5. Sacamos inmediatamente de los moldes y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  6. Cortamos el pepino, bien lavado previamente, en lonchas finitas y lo colocamos en un cuenco.
  7. En otro cuenco aparte mezclamos la crema fresca con el zumo de limón, eneldo y una pizca de sal.
  8. Añadimos los pepinos al bol con la crema y mezclamos  con cuidado de no romper las rodajas.
  9. Rellenamos nuestros cuenquitos de masa de empanadilla con la ensalada de pepino y espolvoreamos con otro poquito de eneldo para decorar.

Hacedme caso y animaos a hacerla. Os gustará.

Buena semana, yo sigo luchando con los macarons en el curso avanzado de Belén en La Tallerería. 

Yt.

9 Replies to “Ensalada de pepino”

  1. ¡pero si somos igualitass! ¡hasta en el guiri-marido! por mí podría hacer frío todo el año… la gente cree que porque vengo del Caribe me gusta el calor… nada más lejos de la realidad… ¡ya tuve bastante calor en la vida! como tengo a mi mami muy lejos yo sí me hago mis platos de cuchara… aunque tenga que pasarme tres días a puchero… a veces es el belga quien los hace y al menos el primer día los come jajaja… lo que sí te voy a decir es que… esa ensaladita de pepino no me dura ni un segundo… la creme fraiche me la puedo comer a cucharadas y con pepino es como más me gusta. aunque a veces trato de comprar sour cream que es un pelín menos grasa y da el pego… la idea de los cuenquitos, ¡genial! ¡¡¡un besote!!!

    1. Me ha encantado leerte Rosilet. Bienvenida a mi rinconcito blogosférico! Como lectora ávida de tu blog es un auténtico lujazo el que estés aquí!. Yo también prefiero la sour cream pero en esta parte de España es imposible encontrarla, así que he de tirar de “sucedáneos”. Un besazo y ¡vivan esos guiris! 🙂

  2. ¡pero si somos igualitass! ¡hasta en el guiri-marido! por mí podría hacer frío todo el año… la gente cree que porque vengo del Caribe me gusta el calor… nada más lejos de la realidad… ¡ya tuve bastante calor en la vida! como tengo a mi mami muy lejos yo sí me hago mis platos de cuchara… aunque tenga que pasarme tres días a puchero… a veces es el belga quien los hace y al menos el primer día los come jajaja… lo que sí te voy a decir es que… esa ensaladita de pepino no me dura ni un segundo… la creme fraiche me la puedo comer a cucharadas y con pepino es como más me gusta. aunque a veces trato de comprar sour cream que es un pelín menos grasa y da el pego… la idea de los cuenquitos, ¡genial! ¡¡¡un besote!!!

    1. Me ha encantado leerte Rosilet. Bienvenida a mi rinconcito blogosférico! Como lectora ávida de tu blog es un auténtico lujazo el que estés aquí!. Yo también prefiero la sour cream pero en esta parte de España es imposible encontrarla, así que he de tirar de “sucedáneos”. Un besazo y ¡vivan esos guiris! 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *