Bizcocho de desayuno

el bizcocho que os traigo hoy es Un bizcocho de restos, de aprovechamiento. Mientras vertía en su molde la masa de un bizcocho básico (pero calórico, eso sí, si no fuera así no sería yo) recordé que tenía un resto de frangipani con limón de otra receta que no había utilizado. Ni corta ni perezosa, lo puse dentro del bizcocho y el resultado no podía ser malo. Es denso, jugoso, con un ligero toque a limón y almendra, sin ciencia alguna pero perfecto para un desayuno o merienda. No se trata de una receta espectacular ni especial pero “tiene su punto”.

INT2

Bizcocho para desayunos

Ingredientes

  • 125ml de leche entera

  • 125ml de nata fresca

  • 80 gramos de azúcar

  • 2 huevos M

  • 125ml de aceite

  • El zumo y la ralladura de un limón

  • 250 gramos de harina

  • 2 cucharaditas de levadura Royal

  • Un resto de esa maravilla llamada frangipani, un relleno a base de almendra y yema de huevo al que añadí limón y que veréis pronto en otra receta.

INTE

Elaboración

  1. Mezclamos en el bol de nuestro robot la leche, la nata el azúcar y los huevos un par de minutos hasta que estén bien integrados.

  2. Añadimos el aceite, la ralladura y el zumo de limón y volvemos a mezclar.

  3. Incorporamos el harina y la levadura a la mezcla mezclando a baja velocidad.

  4. Vertemos parte de la masa en un molde engrasado, colocamos el frangipane (en caso de tenerlo) encima de esa capa y cubrimos con el resto de la masa.

  5. Horneamos unos 50 minutos en horno precalentado a 180ºC hasta que insertando una brocheta o cuchillo, éste salga sin restos de masa.

Nos vemos el lunes, el día de la #tremendapereza 😉

SaveSave

8 Replies to “Bizcocho de desayuno”

  1. Madre mía! Bizcocho digno de un puesto importante en nuestra #OC15. Si sigues así va a ser difícil decidir quién gana!
    Respecto a lo otro…, ya sabes lo que pienso. El español es corrupto por naturaleza, unido a que sólo gente sin escrúpulos y “gentecilla”, llega a los puestos de poder. Su máxima es: dinero público=dinero mío.

  2. Desde los orígenes del ser humano, desde Caín y Abel, el ser humano es así. Además de que este país nuestro es el país de Lazarillos, Guzmanes de Alfarache y Buscones… No sólo es que seamos corruptos en lo más intrínseco de nuestro ser, sino que, a pesar de nuestra bien aireada moral, en nuestro fuero interno aplaudimos y envidiamos a esos corruptos que han tenido la oportunidad de meter mano en la saca, oportunidad que a nosotros nos ha faltado… Yo no pondría la mano en el fuego por nadie, ni siquiera por mí misma, quizás tampoco yo sea una excepción, nunca me he visto en semejante tesitura… Lo que sí estoy segura, es que si me dejas sola con ese bizcocho, me lo cojo y salgo corriendo, así me dé un empacho. ¡¡Viva la #OC15!!

  3. Desde luego que en este país somos así; pero desde el más pequeño al más grande. No se salva casi nadie, y si no que me diga alguien que le dice al fontanero que no le pasa factura para evitar el pago del IVA y así te sale más barato, o cuando compras/vendes una casa lo terriblemente dificil de conseguir que alguien acepte escriturar por el precio real de la vivienda y no intentar pagar una parte en negro. Si así somos en las bases, ¡¡que no será en las alturas!!
    El dicho: “No me des, ponme donde haya” es vigente 100%. TRISTE Y REAL
    Mientras que no cambie esta visión que perdura desde hace siglos en esta sociedad nuestra, vease la filosofía del hidalgo español, o del lazarillo y demás personajes de la literatura, así seguiremos.
    Y no sigo, porque me caliento 😉
    Pero lo cierto es que estoy totalmente avergonzada por lo que veo a mi alrededor.
    ¡¡Menos mal que aquí estás tú!!
    Que con estas maravillas nos alegras las mañanas.
    ¡Gracias!
    Besos

  4. Bizcocho sencillo Natalia pero potente, para qué vamos a andarnos con pamplinas? Un besote!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.