Galletas abizcochadas de mazapán y chocolate

Ayer hubo un hilo en FB un tanto polémico a cuenta de una receta. No voy a entrar en detalles porque no merece la pena. Tan solo voy a dar mi opinión. Creo que a día de hoy, excepto un mínimo porcentaje de mentes realmente visionarias y creativas, en la blogosfera todo el mundo copia o versiona. Contados son los que tienen en su poder la receta original de casi ninguna de las creaciones que se ven en los miles de blogs culinarios que circulan por Internet. O los que tienen en su haber el haber creado algo único, jamás realizado antes. Entiendo que aquellos que tengan su contenido protegido legalmente se sientan agraviados cuando alguien sin permiso copia sus fotos, o en el caso de que la receta sea una creación exclusiva, jamás realizada antes, se copie el contenido de la misma, hasta ahí estamos de acuerdo, esos procesos son algo estrictamente único y personal; pero si lo que una persona que se pasea por la blogosfera hace es copiar una receta que puede considerarse clásica o tradicional, o cuyo origen no se sabe o no queda claro, o si simplemente se trata de una receta que versiona otra que a su vez una tercera persona encontró en el libro de recetas de su tatarabuela, o vió en un programa de tv, no sé yo hasta que punto eso puede considerarse ofensivo como a veces ocurre.

Hay miles de versiones del cocido madrileño, de la carne con patatas, de la tarta de manzana, de los canelones, de bizcochos, del apfelstrudel, de los bollos suecos de santa Lucía, del pan de cerveza, de los rollitos de canela, y así un no parar. Y el que copiemos esas recetas, las hagamos en nuestras cocinas y las fotografiemos con nuestras cámaras, en nuestras casas, no creo que nos convierta en personas terribles, en una amenaza para el mundo culinario, en el terror de la repostería o de la gastronomía.

He visto como se copian textos íntegros de cursos, como se apropian de técnicas ajenas, como se cogen fotos de blogs y se publican sin pudor con fin comercial. No hablo de eso. Hablo de entrar en un blog, ver una receta que te llama la atención, probar a hacerla en casa y si te gusta el resultado, hacerle fotos y mostrarla a los demás, sin ir más allá. Creo que el ofenderse gravemente por “haber copiado” (en realidad deberíamos decir “haber realizado la misma receta”) en ocasiones se nos va de las manos.

En cualquier caso, y para evitar cualquier problema o susceptibilidad hay que citar en la medida de lo posible la fuente. Esto es algo que personalmente no solía hacer de manera generalizada porque había veces en que veía una receta que me gustaba, la copiaba a mano o en Word y ahí se quedaba hasta el día que me ponía a hacerla y entonces me resultaba muy dificil recordar dónde la había visto. A saber. Pero desde que soy consciente de como funciona el mundo blogger, todas las recetas que veis en mi blog indican de donde proceden, (no me olvido ya de anotar el dato como si fueran un ingrediente más) y por procedencia me refiero no a la fuente original, que normalmente es desconocida, sino a aquella página donde la vi, donde me llamó la atención.

En el caso de la receta de hoy, todo es bastante peculiar. La vi y me encantó. La idea era hacer unos scones de mazapán. A ello me puse cogiendo los ingredientes y reduciéndolos a la mitad. Normalmente esto funciona a la perfección, pero hay excepciones y esta ha sido una de ellas. La masa final no tenía textura de scone ni por asomo, de manera que hubo que añadir más harina. Aún así, el resultado final dista mucho de lo que es un scone y es totalmente una galleta abizcochada de mazapán y chocolate. Buenísima, pero bien lejos del concepto original pese a haber seguido la receta paso a paso.

INT

Galleto-bizcochos de mazapán y chocolate

(Fuente/Source)

Ingredientes:

  • 115 gramos de mazapán.

  • ½ cucharada de azúcar glas.

  • 85 gramos de chips de chocolate.

  • 55 gramos de harina más un poco más para espolvorear sobre la encimera (Aquí vino el truco. Acabé poniendo 100 gramos más porque la textura final pedía a gritos harina).

  • 1,5 cucharadas de azúcar granulado.

  • ½ cucharada de levadura (sí cucharada, no cucharadita).

  • Una pizca de sal.

  • 85 gramos de mantequilla fria en cubitos.

  • 1 huevo L.

  • ½ cucharadita de pasta de vainilla.

  • 60 ml de nata + 1 cucharada para pincelar.

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 200ºC.

  2. En un bol mezclamos el mazapán rallado, el azúcar glas y los chips de chocolate.

  3. En otro bol mezclamos la harina, una cucharada de azúcar, la levadura y la sal.

  4. Añadimos a este bol la mantequilla en dados y mezclamos todo bien hasta conseguir una textura arenosa.

  5. Unimos esta mezcla de la mantequilla al bol con el mazapán y el chocolate e integramos bien.

  6. En un tercer bol mezclamos la nata, el huevo y la pasta de vainilla y los añadimos al resto de ingredientes.

  7. Amasamos todo bien, damos forma y ponemos sobre la bandeja de horno previamente forrada de papel de horno o silpat.

  8. Pincelamos nuestros “galletones” con la cucharada restante de nata que nos quedaba pendiente y espolvoreamos con la media cucharada de azúcar que no habíamos utilizado aún.

  9. Horneamos 20-25 minutos hasta que estén doradas a nuestro gusto.

  10. Dejamos enfriar en rejilla y conservamos a ser posible en una lata.

IG

Nos vemos el lunes con un sandwich de lo más original y sabroso. Buen fin de semana

Yt.

11 Replies to “Galletas abizcochadas de mazapán y chocolate”

  1. Pues yo creo que si te escribiera AMEN, ya no haría falta decir ni una sola palabra más. Pues claro que todos copiamos, versionamos y reinventamos recetas sobre otras que nos gustan… la cosa es hacerlo con tu texto, con tus fotos y con tu toque personal. O es que la gente cree que los cocineros del top chef tienen mentes tan privilegiadas que le dan 4 ingredientes y montan un plato de la nada?? Anda ya, hombre… Que vivimos en un mundo de ilusos. jajaja… Aún con el impedimento que te puso usar la mitad de los ingredientes, saliste airosa con tu receta y tus galleti-bizcochos se ven estupendísimos! Y ahora sí, AMEN, Yoya, AMEN! Besazos

  2. ¿Sabes? Me valen aunque no sean scones. Tienen una pinta bárbara…, y por supuesto que los haré, ya sabes que me encanta el mazapán! (bueno, ¿habrá algo que no me guste?, deberíamos investigarlo)

    En cuanto a “lo otro”, ya no se trata de copiar o no. En el caso en concreto del que hablas, lo peor es que no es cierto, y creo que lo único que se ha conseguido es hacer mucho, mucho daño a una persona. Creo que no se puede acusar a la ligera, cuando es muy fácil comprobar que lo que se dice no es cierto, por no hablar que se trata de algo que he visto circulando por la red desde hace años… En fin…

    Un besazo, guapis!

  3. Buenos días Gloria,

    Antes de nada agradecerte que hayas hecho público un tema que ayer tuvo mucha difusión en las redes, y sin saber muy bien el motivo real, ha hecho un daño directo sobre mi.

    Gracias a tu post puedo expresar mi opinión sin tener que usar las redes sociales que considero son mercado en el que no vale la pena expresar sentimientos, ni emprender una lucha contra molinos de viento. Yo en ningún caso he copiado ni plagiado la receta de esta señora.

    Es un pan que lleva rodando por internet mucho tiempo y tomo su máximo auge en 2010. Recetas de este pan tanto en Google como en libros hay a millones. La base de su receta es la misma en la mayoría de los casos como la base de un cocido son garbanzos, verduras y carne. La diferencia viene en las proporciones que cada uno usa y los ajustes que podamos realizar. Mi receta difiere en cantidades de la suya, además de que la mía lleva agua y la suya no, por ejemplo.

    Todo está inventado, incluso la repostería creativa tiene bases de las recetas tradicionales. Cualquier cosa que hagamos tiene una base de algo que existe hace años! Innovar en cocina/repostería/panadería es algo que muy muy pocas mentes puedes conseguir hacer.

    Hay que ser muy corto de miras para pensar que alguien paga un taller por las recetas, muy muy corto. Las recetas están en libros, y desde que existe internet el acceso global al conocimiento es absoluto.

    Los que leáis mi blog sabéis de sobra que lo primero que hago cuando cojo una receta que pueda venir tanto en un libro como en otro blog, es nombrar y enlazar directamente a esa receta. Respeto muchísimo el trabajo de todo el mundo porque llevar un blog es un trabajo duro, jamás se me ocurriría pisar el trabajo de nadie y menos conociendo de primera mano el esfuerzo que conlleva.

    Te puedes imaginar lo que pienso respecto a la elaboración de un taller. Personalmente me han copiado talleres y se han impartido en locales, lo sé porque hay gente que me lo ha corroborado. Ese malestar que yo he sentido no se lo deseo a nadie puesto que el esfuerzo por hacerlo es muy grande. Jamás se me ocurriría hacer algo así, no es mi estilo ni mi forma de trabajar.

    En esta ocasión se me ha acusado de copiar una receta, un paso a paso y fotografías. En ningún caso es cierto ninguna de estas tres cosas. De hecho mis alumnos del taller lo pueden corroborar porque ellos tienen acceso a las dos recetas. Lo que más me duele es la poca elegancia que ha tenido esta persona. Si ella considera que eso ha podido ser así, ya sea por rumores o porque alguien le ha dado acceso a esa receta del taller, lo más correcto hubiera sido que se dirigiera a mi por un correo para que yo pudiera demostrarle que esto no es tal y como ella piensa.

    Yo conocí a esta mujer hace un año porque nos solicitó ayuda para ciertas cosas de su blog. Dado que ya he tenido un contacto con ella, lo más correcto es que me hubiera escrito para solventar posibles dudas, como haría cualquier persona adulta y con educación. Mi pareja le escribió por esta cercanía que sentíamos hacia ella, y le dio la opción de acceder al taller para que ella lo pudiera comprobar con sus propios ojos. Por supuesto ella ignoró ese ofrecimiento y decidió seguir en su línea de acusación.

    Lo que más me duele es que parece que hacer daño es gratuito, se puede difamar y hablar mal de alguien a quien no conoces y de su trabajo sin tener pruebas, y tampoco mostrarlas. También se niega a decir que no se refiere a mi, aunque si negó que no se refería a otra persona ¿Por qué no lo hace conmigo si no es así? Prefiere seguir en esa línea de acusación sin pensar en el daño que puede hacer sobre una mentira que ha inventado.

    Jamás se me había acusado de algo semejante y sinceramente el daño que me ha hecho no puedo expresarlo con palabras. Se ha llenado la boca de maldad y ha escupido sobre mi trabajo sin conocimiento, sin pruebas y sin querer ver la realidad. No hay nada peor en este mundo que una persona que critica sin conocimiento y encima se cree que lleva razón.

    No quise entrar en esa rueda de infección que creo ayer, pero al leer tu post he sentido que podría dar mi opinión sobre el tema, dado que ella, aunque diga que no me nombra tampoco lo desmiente, me está apuntando directamente con el dedo.

    Gracias por tus palabras y gracias por darme esta oportunidad.

    Seguimos en un mundo en el que cualquier individuo puede acusar a otro de algo sin aportar ni una sola prueba, ese mismo mundo donde la gente se cree esas acusaciones y las da por ciertas.

    Besos.

  4. Llevo todo el día buscando esta receta… no me acordaba donde la había visto y leido. Así que decirte, Gloria, que la voy a copiar, la voy a reinventar, la voy a hacer, la voy a probar…..después de tantas horas como para no…. eso sí, no sé cuando prepararé un post sobre ella. Estoy muy vagota.
    Un beso y pasa una deliciosa semana.
    Mar

  5. Hola, acabo de sacar las galletas del horno y releyendo tu receta, sólo eché 100 g de harina. Me han quedado más planas y espatarradlas pero huele la cocina que casi tengo los vecinos en la puerta. Qué pena no poder hacerte una foto de ellasY enviártela ahora mismo. No quiero colgarlas en Instagram porque posiblemente se la regale a unas amigas y como es sorpresa de Navidad no quiero que lo sepan

    1. Quiero foto! Envíamela por mail! info@ytreats.com Seguro que han quedado estupendas y ricas están un rato, imagino que ya las has probado!!! ¿Queda alguna o vas a tener que repetir el regalo 😉 ?
      Un beso!

Leave a Reply to Natalia Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *