Couscous con calabacín, feta y cilantro

Couscous calabacin feta

Buenos días, este sábado no es un sábado cualquiera. Celebramos que Natalia cumple 40 y yo lo hago iniciando mi serie de publicaciones saladas los sábados por la mañana. Ya sabeis, en la línea de todo lo que se publica en este blog, sin complicaciones, sin ingredientes extraños. Si todo lo que utilizo en mis recetas lo puedo encontrar en Badajoz (gracias a Semilla y Grano por hacerme la vida más fácil en ese sentido), es posible encontrarlo en el resto del mundo.

Probablemente la receta de hoy es todo menos idónea para celebrar un cumpleaños, pero ya sabe mi costilla bloguera que mi yo #ecoveganjelzigreen es cada día más acentuado y que la mayoría de lo que preparo para comer tiene este carácter, así que sé que estoy “perdonada”. En cualquier caso, se trata de una receta riquísima, que se prepara en quince minutos máximo y que con casi cualquier cosa que tengamos en la despensa, nos soluciona una comida o una cena.

Y es que si por algo se caracterizan tanto el couscous como la quinoa, es por su versatilidad. Admiten prácticamente de todo.  Ya veréis muchos ejemplos de lo que digo en esta pantalla cada sábado. Hoy, preparamos couscous.

Couscous calabacin feta

Couscous con calabacín, feta y cilantro

Ingredientes

  • Un calabacín pequeño

  • Media cebolla

  • Aceite de Oliva Virgen Extra

  • Sal y pimienta

  • 100 gramos de couscous normal

  • 200 ml de caldo de pollo

  • Queso feta desmenuzado

  • Cilantro

Couscous calabacin feta

Elaboración

  1. Preparamos nuestro couscous: lo colocamos en un cuenco y ponemos el caldo a hervir. Cuando rompa a ello, lo retiramos del fuego y vertemos el caldo sobre el coscous. Tapamos el cuenco con una tapadera o con film de cocina y dejamos que el couscous absorba el caldo, sobre unos 10-15 minutos. En ese momento, destapamos y con un tenedor “soltamos” el couscous para que no haya trocitos apelmazados. Dejamos enfriar a temperatura ambiente.

  2. En una sartén salteamos con un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta, la cebolla y el calabacín partidos a trocitos pequeños. Reservamos.

  3. Desmenuzamos nuestro queso feta.

  4. Picamos unas hojas de cilantro.

  5. En el cuenco donde tenemos el couscous ya frío, vertemos el salteado de calabacín y cebolla, un poco de feta y de cilantro y mezclamos bien.

  6. Servimos decorando con más feta o cilantro, como más nos guste.

Podéis preparar el couscous con antelación y guardarlo en la nevera hasta el momento de preparar su acompañamiento. Es lo bueno de estas recetas, que una vez cocido ya sea la el arroz, la quinoa o el couscous, el resto es imaginación con aquello que encontremos en nuestra despensa.

Feliz fin de semana y volvemos el jueves con nuestra dosis de dulce semanal. Y mientras, ya sabéis. Lunes, miércoles y viernes, Natalia y yo os esperamos en El Blog del Sandwich.

Gloria.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.