Bocadillo de berenjenas y miel

Toda persona que me lea sabe que me gusta mucho un sandwich, un bocadillo, y siempre “my way”. Vale que el bocata de lomo y queso es un hit, un clásico, que el de tortilla de patatas es otra delicatessen y que el de calamares en algunos casos merece un altar. Pero me gusta explorar otros territorios y por eso los que veis en la seccion que les dedico en el blog son de todo menos típicos. Y hablando de dicha categoría, tengo pendientes de publicar dos o tres combinaciones, así que cuando vi el reto de este mes de Recetags sabía que una de ellas sería mi aportación al mismo.

Con el bocadillo hecho y fotografiado, de repente me vino a la cabeza la cuestión de qué nombre ponerle. No tenía la menor idea y llamarlo simplemente “bocadillo de…” no es “muy yo” que digamos, así que pensando un poco (tampoco mucho que mis neuronas están algo castigadas últimamente) me di cuenta que los ingredientes son casi los de un baba ganoush, y fue ahí donde la bombillita se encendió. Según he leído, el nombre de este plato significa coqueto y seductor, y Wikipedia nos dice que este plato, acorde con la tradición popular resulta difícil dejar de comer una vez se ha empezado, y que las mujeres que lo consumen habitualmente adquieren sus mismas características de dulzura y seducción.

Con esa historia detrás ya tenía claro el nombre del bocadillo. Al no ser sus ingredientes idénticos a los un plato de baba ganoush, no podía ser como tal crema, un “bocadillo coqueto y seductor”, pero sí lo segundo, más aún cuando no lleva ni gota de ajo, algo que para mí eliminaría de manera inmediata el factor de la seducción por motivos más que obvios ;).

Vamos a ver entonces como hice esta joyita (apta para todos los públicos) con la que participo en el concurso de Recetags de Bocatas que organiza Recetags en colaboración con El Amasadero.

INT

Bocadillo “seductor”.

Ingredientes:

  • Pan a nuestra elección (yo compré en PanContigo un pan delicioso que elabora Eugenio con pasas y nueces, ideal para esta receta).

  • Una berenjena mediana

  • Aceite de Oliva Virgen Extra

  • Tahini

  • Comino

  • Menta

Elaboración

  1. Asamos las berenjenas. Para ello las cortamos por la mitad longitudinalmente, les hacemos unos cortes en cuadraditos sin llegar al final de la pulpa, y le ponemos un chorrito de aceite y sal a cada mitad. Horneamos en horno precalentado a 180º unos 25 minutos hasta que la pulpa esté tierna. Los dejamos enfriar y cuando estén listos, con una cuchara retiramos la pulpa y la colocamos en un cuenco.

  2. Con un tenedor trituramos la pulpa y la colocamos en una rebanada de pan.

  3. Ponemos una cucharada de tahini repartida por encima de la pulpa.

  4. Espolvoreamos con un poco de comino en grano y decoramos con menta, decoración que nos comemos sin pudor porque le va de miedo al bocadillo.

  5. Cerramos con otra rebanada o tomamos abierto, que es como me gustan.

Probadlo y me contáis si “os seduce” ;).

 

11 Replies to “Bocadillo de berenjenas y miel”

    1. Esto lo haces tú en dos segundos y con los ojos cerrados. Ciencia cero, y disfrute máximo. Nice and easy, como nos gustan las cosas. Muacks!!!

  1. Pues a mi me ha seducido. Soy muy amante de las berenjenas, y tengo la manía heredada de mi abuela de hacer bocadillos de todo, (de plátano, de patatas fritas a lo pobre, de croquetas….), y creo que con este te has salido directamente. Yo te doy un 100 sobre 10
    Un beso

  2. me voy a la cocina a poner las berenjenas en el horno… me imagino que luego les puedo dar un golpe de micro porque ya tengo desayuno healthy pa’mañana #aydios!!
    besote!!

  3. Nos tenemos que pensar, hacer algo emergente a bocatas, un pequeño concurso, el bocadillo es un recurso algo más que un no sé que hacerme, es algo placentero y si encima es seductor, mejor que mejor, saludable y nutritivo. Probado y muy, muy rico, relleno muy interesante. Yo le he incorporado unos boletos salteados que tenía en la nevera , de fondo de armario y le va que ni te cuento.
    Nos vamos de Picnic?
    Besos y muchas gracias

    1. Los bocadillos son unos grandes desconocidos Eugenio. Estamos acostumbrados a “sota, caballo y rey” y de ahí la gente no parece salir cuando si hay algo versátil en la cocina es un buen bocadillo. Y si ya es con un pan “como Dios manda”, ni te cuento ;).

  4. Gloria bendita!! Qué rico, ¿cómo se me ha podido pasar esta “seducción”? Tan apetecible… cariño, ya he copiado lo ingredientes para ponerme a prepararlo el próximo fin de semana… que me hace falta un poco de seducción últimamente… jajaja! (tú ya me entiendes…). Un beso y gracias por compartir esta joyita.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *