Magdalenas crema cacahuete y chips chocolate

Mi madre es la mayor de seis hermanos. Entre ella y su hermana menor hay 18 años de diferencia, razón por la cual esta última la llamaba “mamá Yoya”. Y un buen día miren ustedes por donde nací yo, y mi tía, con la que me llevo tan solo ocho años, decidió llamarme Yoya. Desde entonces siempre me han llamado así tanto en mi familia, como mis amigos más cercanos. Por ello, cuando decidí abrir el blog, pensé que una buena manera de que quien me leyera se identificara con la persona detrás de las recetas y las fotos sería utilizando ese apodo. Así nació Yoya’s treats, Las sorpresas de Yoya, porque al fin y al cabo, el que abriera un blog y mostrara mis experimentos reposteros sería claramente una sorpresa para muchas personas que me conocen.

Pero para sorpresa y mayúscula la de este fin de semana, cuando me anuncian que “Yoyas” (con o sin apóstrofe) está registrado como marca y nombre comercial, y por tanto he de cambiar toda mi “identidad” porque estoy haciendo un uso indebido de dicha palabra. Y digo palabra porque desde el viernes pasado, lo que antes era el nombre con el que identificaba mi hobby y que además tenía una historia personal detrás, ha dejado de tener sentido. No así mi apodo, mi alias, o por qué no decirlo, mi “nombre”, ese por el que me conoce muchísima gente y al que no renunciaré jamás a nivel personal aunque no figure en mi D.N.I: Yoya.

Como había que cambiar todo, blog y redes sociales, busqué varias alternativas, teniendo siempre claro que las letras Yt quería mantenerlas. Me encantaba la grafía de las dos letras que en su día, allá por octubre del pasado año me hizo Estíbaliz, y la manera en la que encajaba dentro de la plantilla de WordPress. Y viendo posibilidades, el vikingo me sugirió lo más simple: Ytreats, que en inglés suena como si estuviera preguntando ¿por qué sorpresas? (why treats?) y me gustó la idea del interrogante. Además esa “Y” no deja de ser un guiño a la manera en la que en mi vida privada me llaman aquellas personas que me quieren y aprecian, entre ellos todas las que de manera abrumadora me habéis mostrado vuestro apoyo en las redes sociales este fin de semana, algo por lo que os estoy tremendamente agradecida.

Las cosas son como son, a mi madre no se le ocurrió registrar el apodo cuando yo nací, (¡¡¡”mecachis”!!!) y por tanto no hay que entrar en más polémicas. Hay un registro de marca y hay que respetarlo. Ni más ni menos. Así que ya sabéis, si tenéis un apodo por el que os conocen o por el que llaman a alguien de los vuestros, registradlo. Nunca se sabe.

Y como hay que volver a la normalidad y al día a día (en caso del blog al ritmo habitual semanal), os dejo con algo que podéis preparar para un desayuno o merienda. La receta la vi en Directo al Paladar, web que suele tener muchas recetas que guardo en Pinterest porque son sencillas y muy resultonas.

IMG_1180-1

Estas “Magdalenas de crema de cacahuete y chips de chocolate” tienen un sabor estupendo, el punto justo entre el salado de la mantequilla de cacahuete y el dulce de los chips de chocolate si bien la masa en mi opinión queda bastante densa, motivo por el cual voy “tunearla” en los próximos días y a buscar esa esponjosidad que me gusta encontrar en las magdalenas. Como os digo, están muy buenas y si os animáis a hacerlas, esa densidad se arregla en un plis mojándolas en una buena taza de café (ya sabéis que eso del té no es para mí 😉 ).

Nos vemos de nuevo este sábado.

Yt

 

 

11 Replies to “Magdalenas crema cacahuete y chips chocolate”

    1. <3 <3 <3 Eres un amor, y mi G+ and Pinteres fan número uno! 😉 Un besazo Natalia! Arriba mis asturianas!!!!

  1. Yoya, no te conozco personalmente pero admiro tu actitud y la paliza que te has dado para no dejar de compartir.
    Gracias!!!! MUUUUAAAAAAAAAAAA

    1. Hola María! La paliza ha merecido la pena, sobre todo con el apoyo que he recibido de todos vosotros. El blog es mi hobby y no podía dejar que algo así acabara con él. Un beso!

  2. Querida Yoya, he seguido tu periplo sobre este asunto por Facebook, y pienso que ha sido mala suerte, muy mala suerte… pero tú lo has sabido gestionar con mucha clase, sí señora, como tú eres, una tía con mucha clase.
    Enhorabuena, porque a tí no se te resiste nada.
    Un abrazo enorme.
    Ana (Cañitas de Azúcar)

    1. Gracias de nuevo Ana! Imagino que no soy la primera a la que le pasa algo así. Hay que ponerle remedio y no ir más allá, buscar la solución, y eso es lo que he hecho. Un beso grande y hasta muy pronto!

  3. Pues a mí me encantan así de densas… ñam! Pero no me atrevo con la mantequilla de cacahuete… No quedan demasiado empalagosas?
    Por cierto, enhorabuena por el blog. Yo te seguía (y sigo) en instagram, y este finde leía tus comentarios, pero no entendía lo que pasaba. Me alegro mucho de que hayas podido solucionarlo, y mucho ánimo! Me encanta la estética del blog!

    1. Hola Sonia! No quedan empalagosas para nada. El contraste entre el dulce y el salado para mí está muy conseguido; hazlas, es la única manera de saber si te gustan o no! 😉

  4. Yoya !!!
    Yo te voy a seguir siempre !!! Te llames como te llames ! Porque me encanta todo lo que haces ! Y esa manera tan increíble de ser !!!

  5. Hola Yoya! Hoy he ido a parar a este post donde comentas lo que te sucedió con tu nombre…eso fue justo cuando te descubrí en IG…!
    Sabes, yo trabajo en una Agencia de Patentes y Marcas (ZBM Patents) y esto que te pasó a ti, le pasa a mucha gente. Siempre que puedo, recomiendo registrar el nombre o la marca, porque nunca se sabe….si algún día necesitas saber algo…ya sabes!
    Un beso guapa…y es que me encanta tu blog!

    1. Cielos! Pues fíjate que cuando ocurrió aquello Kasper, mi vikingo, me insistió mucho en que registrara el nombre nuevo. Aún no lo he hecho porque creo que es dificil que alguien piense en lo mismo, pero la verdad es que nunca se sabe. Voy a darle unas vueltas más y quizás dé el salto al registro 🙂
      Gracias y un besazo!

Leave a Reply to Sonia Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *